Tendencias en materia laboral para el año 2018

 En Estrategia empresarial, rrhh

2018 se presenta como un año profesional muy ambicioso y de consolidación de todo lo sucedido en 2017. En un entorno cada vez más cambiante, más desconocido, más exigente, donde el mercado laboral busca acortar plazos para poner en marcha nuevos proyectos, para cubrir necesidades de contratación, para dar respuesta a nuestros clientes… hace que me plantee en este post, qué factores laborales habrá que tener en cuenta y cómo nos afectarán.

La confirmación de las start-up. Otra alternativa para emprender

Es el momento de dejar de hablar de “fenómeno” o de “revolución” de las start-up. Encontrarnos una empresa emergente basada en las nuevas tecnologías ya no es algo puntual. Gracias a las start-up, la vida es más sencilla y cómoda: crean servicios de cooperación económica, nos ayudan a gestionar nuestros planes de ocio y hasta nos organizan nuestras finanzas.

Las start-up están cambiando las relaciones entre trabajador-empresa y la manera de emprender. Exigen que las personas cuenten con un nivel de conocimiento elevado en herramientas y aplicaciones muy específicas. Esto hace que los/as emprendedores/as busquen profesionales más cualificados/as y por lo tanto, la calidad del empleo sea mayor.

Fomentar la seguridad y la confianza en el entorno laboral

Parece que las medidas de recortes, de austeridad económica… han quedado en el pasado. Se aprobarán y se pondrán en marcha nuevas medidas que estimularán aspectos fiscales y laborales, como el nuevo Reglamento del Trabajador Autónomo.

La obligación del Estado para el 2018 será el de aprobar nuevas medidas que estimulen la contratación, fijen un marco de mayor seguridad para los emprendedores y agilicen las comunicaciones con el servicio público para reducir al mínimo los trámites burocráticos.

Un nuevo modelo en la relación trabajador-empresa

Los últimos 4 años han sido de verdadera incertidumbre e inseguridad en el entorno laboral. No nos quitábamos el estigma de la palabra «crisis». Los/as trabajadores/as y emprendedores/as vivían con un cierto grado de desconfianza sobre la situación de sus empleos. Para evitar perder sus puestos de trabajo, han hecho auténticos esfuerzos, no sólo laborales sino también personales (reducciones salariales, reestructuraciones de responsabilidades, realización de horas extraordinarias a cambio de prácticamente nada,…).

El modelo de estabilidad y fidelidad entre empresa y empleado tal y como lo hemos conocido está estancado. Desde mi punto de vista, forma parte ya del pasado. Estamos en una nueva etapa de mayor “apertura laboral”.

Debido al crecimiento y a la estabilidad de la economía, 2018 confirmará una mayor movilidad de los trabajadores/as. Algunas personas se sienten defraudadas y tomarán el camino de buscar una nueva oportunidad donde puedan crecer y sentirse importantes. ¿Me puedes decir cuántas personas de tu entorno ya han cambiado de empleo en 2017 por este motivo? Seguro que conoces a varias.

Nueva forma de reclutar personal

Que las empresas que buscan personal y que las personas que anhelan un nuevo proyecto profesional se citan en internet es algo que es de sobra conocido. Pero 2017 ya nos ha adelantado que la fórmula de empresa publica un anuncio laboral en un portal de empleo + persona se apunta + entrevista + te contrato” es papel mojado. Tenemos dos variantes:

La primera, aquellas personas que quieran un empleo (mejora profesional o una nueva oportunidad) tendrán que seguir a las empresas en redes sociales y apuntarse a sus boletines de información (newsletters) para conocer las vacantes existentes. Por lo tanto, nos encontramos con el siguiente procedimiento: “persona sigue a la empresa + empresa publica oferta laboral en su red + persona si le interesa, se apunta + entrevista + te contrato”.

Y la segunda, aquellos/as profesionales con perfiles muy especializados no necesitarán aplicar a ofertas de empleo ni seguir a ninguna compañía. Serán ellas quién le sigan a él/ella: Recibirán avisos directamente, llamadas, mails,… En este caso, la fórmula será: “empresa busca profesional + empresa contacta con profesional + entrevista + te contrato”.

La era de los datos y de la interpretación de los mismos

Las empresas usan grandes volúmenes de información y de datos para comprobar la acogida en el sector de sus nuevos productos/servicios, conocer la evolución de sus ventas y las reclamaciones de sus clientes, el crecimiento de sus cuentas financieras… A esos datos “clásicos” se sumarán otros que adquirirán igual de importancia como el del reconocimiento de la marca en internet.

Al usar la red virtual como herramienta de valoración de tu negocio será necesario buscar profesionales que sepan interpretar esos datos. Estas personas harán una serie de tareas que hoy en día no las conocerás y las tendrás que conocerlas si eres un emprendedor/a: Community Manager, SEO/SEM, Analista de Sistemas,… Ha llegado el momento de cambiar de hacer las cosas tal y como las conoces. 2018 será el año donde la información se convierta en el pilar clave del crecimiento de tu empresa.

Nueva ética. Nuevos valores. Nueva organización

El próximo año no dejará pasar la ocasión de poner un poco de orden en el entorno laboral tras el frenético 2017. Es obvio que si buscas resultados a corto plazo, probablemente, la ética no sirva de nada. Pero en el medio y largo plazo sí que es un factor clave para los resultados de las empresas. La reputación se aprecia y se juzga. Hay que cuidarla y parece ser que la estamos abandonando para mejorar los resultados de la empresa y ganar más dinero.

Referente a los valores, se debe de transmitir la sensación de comunidad y de sentimiento de empresa. Si no se percibe una imagen buena de la empresa, te encontrarás con que tu equipo te abandonará.

Por último, una nueva organización. Una nueva forma de hacer las cosas. La crisis y los avances tecnológicos han dejado tras de sí un nuevo escenario. Nos estamos encontrando con empresas con escasa jerarquía (start-up) y otras que buscan agilizar los procesos de toma de decisión. Todo esto se traduce en respuestas rápidas y eficientes a nuestros clientes y trabajadores. Dicho de otra forma, aparecerá un nuevo concepto asociado al mundo laboral y comercial: la inmediatez

Conclusión

Seguro que habrá muchas más tendencias y estudios sobre lo que nos deparará 2018 pero tenemos varias afirmaciones que serán comunes en todos ellos:

  1. Creación de nuevas oportunidades laborales y de emprendimiento debido a la tecnología y a la información.
  2. Se debe de seguir estimulando medidas para que los empredores/as y las PYMES continúen contratando a profesionales.
  3. Consolidación de las start-up como forma jurídica empresarial.
  4. Se perderá el conocimiento y la ventaja competitiva de las empresas si no se cuida y se premia al equipo humano.
  5. Los/as trabajadores/as también se tendrán que adaptar: las nuevas y pequeñas empresas que se creen, necesitarán personal capaz de dar respuesta a las necesidades de un entorno laboral cada vez más exigente y donde las respuestas tienden que ser más inmediatas.

¿Qué esperas del 2018 en materia laboral?

Recommended Posts

Tu comentario

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Carlos Arráez
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@carlosarraez.com.
  • Información adicional: Más información en la política de privacidad.

Escribe tu búsqueda y pulsa Enter