Formacion en empresa: la FUNDAE, esa gran desconocida

 En Estrategia empresarial, rrhh

Hoy la conocemos como la FUNDAE pero anteriormente fue el Forcem y luego la Fundación Tripartita. Hablo de la fundación nacional encargada de proporcionar a los trabajadores ocupados la formación que necesitasen a lo largo de su vida laboral, aportándoles conocimientos y experiencias adecuadas a las necesidades demandadas en cada momento por las empresas y el mercado laboral en general.

¿En qué consiste la FUNDAE?

Es una entidad sin ánimo de lucro que ofrece a las empresas mejorar la formación profesional de sus trabajadores y la posibilidad de subvencionarse parte o todo del coste de un curso de formación. En la FUNDAE intervienen 3 agentes: los sindicatos, la patronal empresarial y el Estado. Por esta razón, aún se la conoce como la Fundacion Tripartita. Quién la gestiona es el propio Ministerio de Empleo y de Seguridad Social.

Sus objetivos centran en:

  • Listar cursos propios para trabajadores ocupados y desempleados.
  • Fijar y establecer los Permisos Individuales de Formación.
  • Investigar y elaborar estudios de calidad sobre la formación.
  • Participar en foros nacionales e internacionales relacionados con la formación.

¿Por qué es tan importante en tu negocio?

Porque la herramienta que ayuda a las empresas a crecer y a mejorar en su día a día es la formación. Eso que he llamado anteriormente “subvención de parte o todo del coste de un curso de formación” no es nada más que una ayuda económica que la FUNDAE proporciona y que se hace efectiva mediante las bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social. Es lo que se llama como “crédito para la formación“.

¿Cómo puedo beneficiarme de la subvención a la formación?

El proceso sería el siguiente:

  1. Inscribe tu empresa en el Sistema Electrónico de la FUNDAE, para poder comunicar el inicio y la finalización del curso así como para conocer el crédito disponible para la formación. El registro es muy sencillo, puedes hacerlo aquí.
  2. Busca una entidad organizativa autorizada por la FUNDAE para que imparta el curso que necesites. Es tan sencillo como pedirle a dicha entidad, el registro como formadora autorizada en la FUNDAE o encontrarla en el siguiente enlace: http://bit.ly/2jaiH5u
  3. Contrata el curso con la entidad formadora que hayas elegido.
  4. Si el curso tuviera un coste, paga a la entidad formadora antes de comunicar la finalización del curso.
  5. Cuando haya finalizado el curso, comunica el cierre a la FUNDAE.
  6. Con la confirmación, la empresa ya puede descontar en los Seguros Sociales (TC1) el gasto autorizado del curso.

Si aún tienes alguna duda, pincha aquí.

¿Qué cursos puedo realizar?

La empresa puede decidir libremente qué formación necesita, cómo y cuándo la realiza y organizarla bien por sí misma, bien encomendando la organización a una entidad externa. Si la empresa opta por la externa, vuelvo a insistir, debe ser una entidad de formación debidamente inscrita y acreditada en el correspondiente registro de centros y entidades de formación.

La propia FUNDAE organiza cursos gratuitos a los que, tanto empresa como trabajador ocupado o desempleado, pueden inscribirse. Sólo tienes que completar el siguiente formulario completando las necesidades que tuvieras: http://bit.ly/2jaiH5u

Pero sé cauteloso/a. Ten en cuenta lo siguiente:

  1. No se incluyen jornadas públicas o de servicio meramente comercial, seminarios, ferias y congresos.
  2. La duración del curso debe ser superior a 2 horas de duración.
  3. No existe límite máximo de horas de formación.
  4. No inscribas a más de 25 participantes en un curso en la modalidad presencial ni 80 en la modalidad a distancia y teleformación.
  5. La formación diaria no debe superar las 8 horas.
  6. Si realizas un curso en la modalidad a distancia o teleformación, es muy importante que exista una plataforma virtual que ayude a interactuar a participantes y tutores. La formación clásica de “te envío los CD’s y te apañas” no se puede subvencionar.

Conclusión. Todos ganamos

Eso es. Y te cuento por qué:

  1. La empresa forma a sus empleados, lo que les va a permitir ser más resolutivos y eficientes.
  2. El coste de la formación para la empresa se reduce muchísimo porque se lo descuenta posteriormente en los Seguros Sociales.
  3. Los trabajadores realizan el curso y se sienten más motivados y valorados.
  4. Mejoras el compromiso laboral de tus trabajadores.
  5. Las personas que participan en la acción formativa reciben un diploma acreditativo.
  6. El Estado, a través de las subvenciones, consigue que el tejido empresarial sea más competitivo y mejoren las competencias.

Como empresario, no lo dudes ¡Regístrate en la FUNDAE y facilita cursos a tus trabajadores! Verás recompensado el esfuerzo económico en mayores resultados. Gracias a la FUNDAE, la formación dejó de ser un mero gasto empresarial a convertirse en una inversión en los propios empleados.

Finalizo este post con una frase que aparece en la web de la FUNDAE: ¡La formación te diferencia!

Espero que te haya sido de utilidad… ¡Sigo trabajando para mejorarte las cosas! ¿Tienes alguna duda con la formación de tus trabajadores?

Recommended Posts

Tu comentario

Escribe tu búsqueda y pulsa Enter

Esta web utiliza cookies de analítica web y redes sociales. Puedes aceptarlas, rechazarlas o cambiar su configuración en tu navegador. Infórmate o revoca tu consentimiento visitando la página de política de privacidad.