Claves para una comunicación interna de éxito

 En Estrategia empresarial, rrhh

En todas las empresas, tan importante es el liderazgo de los jefes como contar con personas con talento y hay un factor que los relaciona y los orientan: la comunicación interna. En este post, os voy a exponer cómo se suele administrar esta tarea y veréis lo relevante que es para la supervivencia de las empresas.

La importancia de la comunicación interna

Debe de formar parte del plan estratégico de la compañía. Es la herramienta transversal para conseguir los resultados de cada de centro de trabajo porque afecta a todos los niveles jerárquicos. Recordemos que la comunicación es la base de la motivación y las personas son las que consiguen los resultados. Si la Dirección no se involucra, nadie sabrá qué camino u objetivos habrá que seguir.

Salvo en empresas muy pequeñas, por lo general, es complicado llegar a todo el mundo de la misma forma… Por ello, la comunicación tiene que estar planificada y bien estructurada. Los valores principales se tienen que basar en la igualdad, transparencia, cercanía.

Cómo debería ser una buena comunicación interna

Según el tipo de compañía donde trabajes (pequeña, mediana o grande), esta gestión la tiene que hacer alguién: o RRHH o bien un área independiente denominada “Departamento de Comunicación”. Sea quien sea la/s persona/s que la gestione/n, el objetivo que deben de tener claro es que todos los trabajadores tienen que saber lo que se hace en cada centro de trabajo o departamento (publicaciones en PRL, nuevo convenio laboral…).

Lo que se diga debe ser en un lenguaje directo, cercano y sencillo.  Por supuesto, también debe ir en la misma línea de la cultura empresarial

El canal. Debe ser una herramienta que llegue al máximo número de empleados posibles. El más habitual es el mail masivo interno. El inconveniente es que no todo el mundo lo abre o ni siquiera las empresas facilitan una dirección de mail corporativo a algunas personas porque creen que no lo necesitan (p. ej. mozos de almacén o personal subcontratado externo). Existen otras alternativas: tablones de anuncio y la intranet (red social interna).

¿Y qué pasa con la cultura empresarial?

Lo acabas de leer en un párrafo anterior: “la comunicación interna también debe ir en la misma línea de la cultura empresarial”.  Hablo pues del concepto de la sintonía. El lema es liderar con el ejemplo, si no, todo el trabajo se viene abajo… La comunicación debe de elaborarse en un contenido alegre: vídeos de los propios empleados, contenidos con un lenguaje humorístico… El objetivo es que no sea fría y distanteHay que acercarse al trabajador/a como sea y que vea que la Dirección se involucra y se preocupa por ellos.

10 errores que se cometen habitualmente con la comunicación interna

  1. Saturaciones en la comunicación interna.
  2. Está mal planificada (p. ej. estamos a 15 de enero y aún se envían mensajes de la campaña interna de Navidad).
  3. Hay sobreinformación, sobre todo en momentos claves de año (final de año, veranos…).
  4. No se organiza departamentalmente las campañas internas de comunicación. No se ajusta a la necesidad de cada área de trabajo.
  5. No se fomenta el uso de las nuevas tecnologías. Si se implantan soluciones de compras/ventas on-line, habría que digitalizar e impulsar más la comunicación en RRSS internas.
  6. No se apuesta por la profesionalización del Community Manager.
  7. Se lleva una doble comunicación, para evitar que salga a la luz lo que realmente sucede dentro de la empresa.
  8. El mensaje no llega bien o no es adecuado y se generan dudas.
  9. Se crea la famosa “rumorología”.
  10. Es tardía y cuando se lanza el comunicado o la campaña, todas las personas ya lo conocen o tienen una interpretación errónea de lo que se ha querido transmitir.

¿Y qué ventajas te puede aportar?

A mi juicio, te señalo los siguientes:

  1. Mantiene implicado a todos los niveles jerárquicos que forma la empresa.
  2. Aumenta el sentimiento de pertenencia en el equipo.
  3. Da confianza entre el personal, lo que se traduce en más motivación y compromiso.
  4. Se reduce la información informal y la rumorología.
  5. La adaptación a un cambio siempre será más rápida porque se cuenta con la información necesaria y a tiempo.

Como conclusión, la comunicación interna es la savia de las empresas. Debe ser fluida y ágil. El uso de herramientas que den inmediatez y que estén al alcance de todos es clave.

Por último, quiero resaltar que la redacción del contenido de este artículo ha sido gracias a la inestimable colaboración de una gran amiga y profesional de la comunicación interna en una importante empresa sueca del sector retail de muebles y decoración: Marta Pérez Hernández.

Recommended Posts

Tu comentario

Escribe tu búsqueda y pulsa Enter

Esta web utiliza cookies de analítica web y redes sociales. Puedes aceptarlas, rechazarlas o cambiar su configuración en tu navegador. Infórmate o revoca tu consentimiento visitando la página de política de privacidad.